PREPARA ACEITE DE MENTA PARA DOLOR DE CABEZA, ESTRÉS, BAJA LA FIEBRE Y MUCHO MAS


La naturaleza es maravillosa y nos ofrece inmensidad de plantas medicinales con las cuales nuestros antepasados hacían sus preparados para aliviar sus dolencias y enfermedades.

En esta ocasión te vamos a enseñar a preparar ACEITE DE MENTA, el cual es extraordinario para aquellas personas que padecen de dolores constantes de cabeza o migraña, dando masajes en las sienes con movimientos circulares, para bajar la fiebre coloca un poco de aceite en una tela y colócalo en la frente y ponle un poco a un algodón y directo en el ombligo, de esa manera incrementara la sudoración y la fiebre bajara.

Si padeces de estrés, te sientes muy cansada, fatigada, basta con colocar un poco de aceite de menta en la parte de atrás del cuello masajeando, un poco en las muñecas de las manos y otro poco detrás de los oídos. Así te irás tranquilizando rápidamente.

Las mujeres que padecen de cólicos pre-menstruales y menstruales, colocar en el vientre aceite y dar masaje o colocar sobre na tela o paño y dejarlo ahí por unos 30 minutos.

Cuando una persona padezca de gripe, tos, resfriados, catarro bastará con dar masaje en el cuello, el pecho, la espalda y las plantas de los pies por la mañana y noche. Esto bastara para sentirse mejor.

Si te das un golpe y te duele, ahí coloca un poco de aceite de menta tres veces al día.

Cuando te haya picado algún insecto o te hayas hecho una quemadura leve, este aceite es maravilloso, colocandolo en la zona afectada.

Para los jóvenes que sufren a veces a causa de que les ha salido acné en su rostro y/o cuerpo, úsalo en las zonas afectadas con ayuda de un cotonete.

La caspa e irritación del cuero cabelludo, cede fácilmente aplicando con un algodón por la noche, dejando actuar un mínimo de 8 horas y después lavar el pelo como de costumbre.

Cuando tu desodorante se te haya terminado, basta con ponerte un poco de aceite al que le coloques una pizca de bicarbonato de sodio y de esta manera estarás segura todo el día.

Las personas que llegan de su trabajo con los pies adoloridos o hinchados, tengan siempre a la mano su aceite de menta y den masajitos y van a descansar de una manera sensacional.

Si padeces de insomnio, coloca unas gotitas en tu almohada y en tu nariz y el olor ayudara a que concilies el sueño.

Mujeres si tienen problemas de celulitis, acostumbra a ponerte todas las noches antes de dormir, aceite de menta en las zonas afectadas y notarán como la piel de naranja ira desapareciendo de manera paulatina.


Cuando hayas estado expuesta mucho tiempo al sol y tu piel este irritada o enrojecida, frota con cuidado aceite donde lo requieras y tu piel descansara del ardor.


Si tienes mala circulación en tus piernas, da masajes con este aceite.

Al notar que comienza a salirte un fuego labial, inmediatamente ponte tu aceite 3 veces al día.

Cuando los niños y jóvenes tengan exámenes y tengan que concentrarse mucho en sus estudios, coloquen en sus manos un poco de aceite de menta y huélanlo durante el tiempo de estudio, esto también los relajara.

Las personas que tengan ansiedad, depresión, tristeza o angustia es bueno que les den un masaje con este aceite de menta en toda su espalda, así se relajaran y estarán de mejor humor.

Úsalo como repelente de mosquitos y para combatir los piojos.

INGREDIENTES PARA LA PREPARACIÓN:
- 250 ml. de aceite de olivo
- 100 gr. de menta fresca
- un frasco de vidrio

PREPARACIÓN:
Lavar y desinfectar la menta.
Cortarla en trozos y machacarla
Coloca en una sartén el aceite de olivo y al fuego para que se caliente, cuando comience el hervor, bajar el fuego al mínimo y agrega la menta, deja que hierva por 5 minutos. Retira del fuego, tapa y deja enfriar.
Una vez frío, colar y vaciar en el frasco de vidrio. 
Deja el aceite a que actué y suelte sus propiedades por una semana.
Pasado este tiempo ya está listo para usarse.

No esperes más a prepararlo y maravillate con los beneficios que te ofrecerá.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...