ORACION AL ARCANGEL RAFAEL, MEDICINA DE DIOS, PARA PEDIR CURACION


Oración al Arcángel San Rafael, medicina de Dios para pedir  la curación propia o de algún ser querido

En nombre de Cristo que habita en mi corazón, apelo a ti, querido y bien amado Arcángel San Rafael; rodea y envuélveme con los Ángeles de la Divina Cura.

Arcángel Rafael, que la Divina Luz de la verdadera Cura, sea direccionada sobre (mi nombre o nombre de la persona enferma).
Arcángel de la cura Divina, deseo que tu luz me llene de energía, de salud, aquí y ahora, penetrando en cada molécula y célula de mi cuerpo físico, mi cuerpo emocional y mi mente.

Arcángel Rafael, haz que la energía de la Cura Divina, se manifieste en (mí o nombre de la persona enferma), a través de (mí o nombre de la persona enferma) y alrededor de (mí o nombre de la persona enferma).

En la fuerza de la luz que irradias y que invade todo este cuerpo, purificándolo, curándolo y bendiciéndolo declaro:

La luz de la perfección Divina,
y del poder amoroso de Dios
se expresa a través de todo mi ser,
a todo perdonando,
a todo liberando y
a todo curando.
¡Qué así sea¡
¡Qué así sea!
¡Qué así sea!
¡Y así será!

SEGUNDA ORACION
Dios te bendiga Santo Arcángel Rafael,
pues tu eres uno de maravillosos Arcángeles del Señor, 
que trabajas día a día por la obra divina.  
Guíanos en el camino de la sanación, 
pues por tu intermedio es solo Dios el que sana.
Te pido especialmente, 
que por la sabiduría que Dios te ha concedido, 
y apelando con todo mi corazón a la misericordia divina, 
que nace del Padre, se expresa en el Hijo 
y se materializa en el Espíritu Santo
que tengas a bien elevar, sanar, proteger y liberar a
 (decir el nombre del enfermo) 
que tanto lo necesita.
 Bendice especialmente sus medicamentos, 
y a los médicos que lo asisten, 
para que guiados por la fuerza vivificadora 
del Espíritu Santo, 
la salud habite en armonía en ese cuerpo, 
ese espíritu y esa alma. 
Amén.

TERCERA ORACION
Glorioso Arcángel San Rafael, medicina de Dios, 
tu que guiaste a Tobías en su viaje 
para cobrar la deuda de Gabelo, 
le preparaste un feliz matrimonio y devolviste la vista a su anciano padre Tobit, 
guíanos en el camino de la salvación, 
ayúdanos en las necesidades, 
haz felices nuestros hogares 
y danos la visión de Dios en el cielo. 
Señor, que diste a tu hijo Tobías 
como compañero de viaje al Arcángel Rafael, 
concédenos la gracia de estar siempre protegidos por su custodia y asistidos por sus auxilios. 
Por Jesucristo Nuestro Señor, 
que vive y reina por siempre. 
Amén.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...