GLANDULA TIROIDES, HIPERTOROIDISMO E HIPOTIROIDISMO


Si engordas sin que comas mucho o en caso contrario, comes abundantemente y no engordas, se te cae el cabello, tienes insomnio, nerviosismo, tienes ojos saltones, sudoración de manos, temblores de cuerpo, necesidad de comer rápidamente, no puedes quedar embarazada, retención de líquidos, frió constante, menstruaciones irregulares, dolores musculares... tu tiroides puede ser la causa.

Para comprender las enfermedades tiroideas, es importante destacar que esta glándula se encuentra ubicada en la parte anterior del cuello bajo la Manzana de Adán, es la encargada de secretar importantes hormonas T3 y T4, que  esenciales para el crecimiento y desarrollo, la frecuencia cardíaca, la tensión arterial, la temperatura corporal y la tasa metabólica del cuerpo.

La producción de estas hormonas es controlada, a su vez, por otra hormona denominada TSH, la cual es segregada por la glándula hipófisis en la base del cerebro.

Si la glándula tiroides se altera, comienza a producir en exceso o en forma casi nula, se desarrollan una serie de síntomas y problemas en el organismo que dan origen al hipertiroidismo e hipotiroidismo, según sea la cantidad de producción hormonal.

Estas enfermedades son un 80% más frecuentes en las mujeres que en los hombres, ya que ellas tienen una mayor predisposición genética. Ambas enfermedades se producen por un factor inmunológico, donde los anticuerpos del organismo comienzan a influir en el órgano haciéndolo trabajar de una manera inadecuada. En general, se debe tener una predisposición genética, un historial de antecesores que haya sufrido la enfermedad.

El hipotiroidismo se produce cuando la glándula tiroides no produce la suficiente cantidad de hormonas tiroideas; mientras que el hipertiroidismo ocurre por un exceso en la producción de dichas hormonas.

Síntomas Hipotiroidismo:
Cansancio y/o depresión, aumento de peso, problemas menstruales, aumento de la presión arterial y de los niveles de colesterol, intolerancia al frío, constipación, dolor articular o muscular, tendencia al olvido y uñas y cabello finos y quebradizos. La sensación de querer llorar sin motivo también es un  síntoma "normal" en pacientes de hipotiroidismo.

Síntomas Hipertiroidismo:
Nerviosismo, taquicardia, movimientos rápidos, pérdida de peso, hiperdefecación, ojos saltones, sensación de calor extremo, sudor constante, piel fina y reflejos aumentados

Para salir de dudar DEBES ACUDIR A UN MEDICO, con solo un examen de sangre se puede dar un diagnóstico correcto y comenzar un tratamiento que te hará tener un mejor nivel de vida.

Si la información te es útil, comparte.
Gracias por visitarnos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...