EN UN ABISMO DE SOLEDAD


Cuando me encontraba mas triste 
llegaste para aliviar mis penas, 
como un ángel suave y dulce 
cobijaste mi alma desolada, 
me devolviste la ilusión y las ganas de luchar, 
sonreír y disfrutar...
por primera vez me sentí amada, 
abrigaste mi alma de niña lastimada 
dejando salir el sol, 
ahora te fuiste y me dejaste abandonada, 
cuando te conocí 
estaba al borde de un abismo 
y tu ahora me empujaste al vacío 
sin importarte nada.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...